Polémica

La lujosa mansión de Macri en San Isidro: con pileta climatizada y vista al río por la que paga 10 mil dólares mensuales

El ex presidente se mudó a una enorme casona de 1.200 metros cuadrados, con pileta y un enorme jardín con adornos en mármol.

En medio de la causa sobre presunto espionaje ilegal a dirigentes políticos durante su gobierno, Mauricio Macri pasa sus días junto a su mujer, Juliana Awada, y la pequeña Antonia en una muy elegante mansión ubicada en Acasusso, San Isidro, a sólo 20 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El ex presidente se mudó hace pocos días y ahora sólo usa la quinta Los Abrojos para descansar durante los fines de semana.

La casona de 1.200 metros cuadrados, tiene pileta y un jardín enorme con adornos en mármol. Allí, el ex mandatario logra la tranquilidad que tanto necesita en medio de las causas por espionaje ilegal en su contra y comienza elaborar lo que será su regreso a la arena política.

El ex presidente alquila el inmenso inmueble en Acasusso y a pesar de que sostiene que "no es tanto" el alquiler mensual, lo cierto es que para el resto de los mortales es una suma difícil de alcanzar: la mansión de 1.200 metros, con una cochera con capacidad para cuatro autos y tan solo ocho años de antigüedad, le cuesta 10 mil dólares por mes al ex mandatario.

Lo cierto es que al igual que en la Casa de Gobierno y la residencia presidencial de Olivos, las cuales abandonó cuando tuvo que dejarle el mandato lógicamente al actual presidente Alberto Fernández, la casona de Acasusso le brinda completa tranquilidad a Macri, lejos de las preguntas incómodas y el acoso de los medios en uno de los momentos más difíciles de su carrera política.

Más de Política
Abrir nuevos mercados requiere crear puentes de confianza y previsibilidad, dos requisitos que ningún gobierno, con perspectiva de futuro, puede despreciar.
Tropezar con la misma piedra